jueves, 29 de septiembre de 2011

Escritoras hondureñas en América Latina

María Eugenia Ramos. Foto: Otoniel Natarén.
 Por Jorge Martínez Mejía

No es un azar, es el reconocimiento al trabajo persistente de las mujeres hondureñas en el campo de las letras. María Eugenia Ramos, desde siempre ha mostrado una actitud y una concentración madura en su trabajo literario, desde sus comienzos hasta la publicación de Porque ningún sol es el último. También mantuvo en reserva durante buen tiempo Una cierta nostalgia, su propuesta narrativa. En ambos casos, la crítica nacional le obsequió los mejores comentarios, aunque su obra no ha sido del todo valorada y a regañadientes se conoce su trabajo con pocos estudios críticos. En sus dos textos, María Eugenia muestra no sólo un claro dominio del oficio literario, sino una visión pocas veces vista en las mujeres literato del país, por lo que su obra constituye piezas claves de las propuestas literarias hechas por mujeres en Honduras y Centroamérica. Ahora, su presencia en Guadalajara en la Feria Internacional del Libro destapa uno de los "secretos mejor guardados" de la literatura hondureña y nos honra porque su valoración deviene en el reconocimiento de una importante labor literaria que en Honduras se ha estado realizando de manera casi anónima, en una intimidad que más bien huele a timidez, y a una "secretividad" que no es otra cosa que abandono.

Mayra Oyuela.
La presencia de Mayra Oyuela en Argentina, en el XIX Festival Internacional de Poesía de Rosario,  también es el resultado de una labor paciente de construcción de una obra que es muy poco conocida en el país, y que no sólo se trata de versos, sino de gestión, de experimentación y producción de nuevas propuestas que implican la exposición tanto en la lucha popular y en el arte, como la formulación de una obra que evade el artificio insulso y se esfuerza por ganar en honestidad y franqueza (me refiero a Escribiéndole una casa al barco), a parte de sus últimos trabajos poéticos no publicados todavía.

Estas dos bellas mujeres han salido estos días por su propio mérito, y a su retorno, nuestra literatura habrá ganado un crédito que merece el reconocimiento de todos, aunque nos duela no haberlas acompañado.

Fuente: Poetas del Grado Cero
* * *

lunes, 26 de septiembre de 2011

Celebración de Amanda Castro

Cubierta de Celebración de mujeres.
El primer recuerdo que tengo de Amanda Castro es el de una típica adolescente con el uniforme de la Escuela Normal Mixta, donde estudiábamos, yo en último año y ella en primero. En aquella época yo estaba en la Federación de Estudiantes de Segunda Enseñanza y ella nos acompañaba, más silenciosa que el resto de nosotros, pero con muchas preguntas que en ese entonces no me formulaba a mí, sino a José Espinal Molina, quien era su compañero de curso.

Muchos años después, a inicios de los noventa, me invitó a acompañarla a la Feria del Libro en Guadalajara, y durante nuestra estadía ahorramos gastos compartiendo la habitación del hotel. Lo primero que me dijo fue, sin más ni más: "Yo soy bisexual. Espero que no te moleste". "Para nada", contesté, "si a vos no te molesta que yo sea heterosexual". Y así, con mutuo respeto y comprensión de nuestras diferencias, hicimos una amistad basada en nuestros sueños como escritoras y editoras que queríamos abrir espacios para las mujeres y los jóvenes.

En 1996 me hizo el honor de elegir mi editorial para publicar en Honduras la segunda edición de su libro Celebración de mujeres, con el que había ganado en 1993 los Juegos Florales de Quetzaltenango, Guatemala. No nos vimos muchas veces a lo largo de los años siguientes, pero cada vez que nos encontrábamos, en mi oficina, en mi casa, en la Pedagógica, ella me animaba a seguir adelante, cuando yo ya había perdido mi editorial, y yo la regañaba por no cuidar su salud.

Me acabo de enterar de que falleció en los primeros minutos de este 19 de marzo, cuando ni siquiera había cumplido cincuenta años. Ella eligió morir joven, y por eso no sólo vivió la vida con intensidad, sino que además la compartió con muchas personas a quienes apoyó en muchos sentidos, incluso financieramente. Menos mal que, después de haber pensado que no sería profeta en su tierra, obtuvo algunos reconocimientos muy merecidos a su talento y empeño en promover la literatura y los derechos de las mujeres.

Por eso, ahora, más que llorarla, vamos a celebrar que Amanda, como predijo en el último poema de Celebración de mujeres, "extendió las alas" y no cerró los ojos, sino que los "abrió para volar; ahora sí, más lejos que nunca".

Tegucigalpa, 19 de marzo de 2010.
* * *

sábado, 24 de septiembre de 2011

Un poema de Claribel Alegría


Aunque dure un instante
               
A Bud


Ahora
mientras el río de obsidiana
nos refleja
quiero hablarte de amor
de nuestro amor
de los diversos hilos
de su trama
del amor que se toca
y es herida
y que también es vuelo
y es vigilia.
Sin él
el verde de las hojas
no tendría sentido
ni el farol de la calle
iluminando el agua
ni la imagen ondeante
de la iglesia.
Mi amor es la escudilla
en la que tú dejaste una moneda
la moneda tañéndome que existo
la trenza que forjan las palabras
el vino
el mar desde la mesa
los malentendidos
los días
en que nos damos cuenta
que ya no somos uno
que estamos alejados
irremediablemente.
Ayer
desde mi exilio
inventé que llegabas.
Salí del hielo
espanté pingüinos
desplacé a las estrellas
acechando tu desembarco.
Quería ayudarte a plantar banderas
celebrar de rodillas
el milagro.
Ahí quedé
con mis señales.
¿Te sorprende mi vértigo?
Estoy hablando de eso:
de la alegre punzada
de saber que sí
que de pronto es verdad
que no estoy sola
que estamos juntos bajo el árbol
con mi mano en tu mano
que nos refleja el río
que ahora
en este instante
en este ahora
aunque dure un instante
estás conmigo.
               
De Vía única (1965)



María Eugenia Ramos y Claribel Alegría en la FIL Guadalajara 2011.

Dos nuevas antologías del Fondo de Cultura Económica

La grata noticia de que he sido incluida en una lista de 25 narradores "con gran potencial" en América Latina no ha venido sola. Un par de meses antes recibí correspondencia del Fondo de Cultura Económica de México, una de las más prestigiosas editoriales del mundo, pidiendo mi autorización para incluir mis trabajos en dos antologías de próxima publicación: Puertos abiertos: antología del cuento centroamericano, y Puertas abiertas: antología de poesía centroamericana.

Para la antología de cuento seleccionaron mi texto Cuando se llevaron la noche y para la de poesía Ausencia, Base U.S. Army, Una larga playa, Hora de ahora, Elegía, Amnistía y Memoria.

El honor es mayor porque las dos únicas escritoras mujeres incluidas tanto en la antología de poesía como de cuento somos Claribel Alegría, a quien admiro mucho, y yo.

Ambas antologías serán presentadas durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. 
* * *

Seleccionada por la FIL como una de "25 escritores poco conocidos, pero con gran potencial"

Cartel oficial de la FIL 2011
El Comité Organizador de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México, me ha hecho el gran honor de seleccionarme como una entre 25 narradores de América Latina, de los cuales solo seis somos mujeres, para dar a conocer nuestro trabajo en la próxima edición de la feria, que tendrá lugar en noviembre de este año. Aquí el comunicado publicado por la FIL.
El secreto se ha desvelado. La Feria del Libro de Guadalajara (México) acaba de anunciar cuáles son los 25 narradores latinoamericanos poco conocidos más allá de sus países pero con un gran potencial. Esa es la apuesta con la que piensa celebrar sus 25 años, del 26 de noviembre al 4 de diciembre. Junto a esta plataforma-presentación de autores latinoamericanos, la feria tiene como país invitado a Alemania y entregará el premio FIL al escritor colombiano Fernando Vallejo.Los autores de América Latina que, según la FIL, garantizan el relevo de los grandes escritores latinoamericanos del siglo XX y de los que ya siguen sus pasos en el XXI, reflejan la diversidad y el multiculturalismo en sus apellidos: desde Casas y Muñoz, hasta Umpi y Wynter, pasando por Juárez, Tarazona, Monge, Varas... Seis mujeres y 19 hombres, de entre los 27 y 55 años de edad, comprometidos básicamente con la literatura y la exploración de nuevas formas de contar. Abordan la condición humana y su entorno a través de mundos íntimos protagonizados por gente común y corriente. Ese sería un retrato panorámico de un grupo de escritores conectado con los derroteros de la literatura internacional contemporánea. Estos son los elegidos por la feria mexicana:Juan Álvarez (Colombia, 1978), Luis Alberto Bravo (Ecuador, 1979), Andrés Burgos (Colombia, 1973), Fabián Casas (Argentina, 1965), Miguel Antonio Chávez (Ecuador, 1979), Carlos Cortés (Costa Rica, 1962), Francisco Díaz Klaassen (Chile, 1984), Jacinta Escudos (El Salvador, 1961), Nona Fernández (Chile, 1971), Fernanda García Lao (Argentina, 1966), Ulises Juárez Polanco (Nicaragua, 1984), Roberto Martínez Bachrich (Venezuela, 1977), Emiliano Monge (México, 1978), Javier Mosquera (Guatemala, 1961), Diego Muñoz Valenzuela (Chile, 1956), Enrique Planas (Perú, 1970), María Eugenia Ramos (Honduras, 1959), Luis Miguel Rivas (Colombia, 1969), Giovanna Rivero (Bolivia, 1972), Hernán Ronsino (Argentina, 1976), Pablo Soler Frost (México, 1965), Daniela Tarazona (México, 1975), Dani Umpli (Uruguay, 1974), Eduardo Varas (Ecuadro, 1979) y Carlos Oriel Wynter Melo (Panamá, 1971).Todos ellos estarán presentes en Guadalajara donde participarán en cinco mesas de diálogo. "Los autores fueron elegidos luego de un proceso que involucró la lectura de decenas de libros y un amplio proceso en el que se consultó a otros escritores, editores, libreros, periodistas y críticos literarios de América Latina. La selección final recayó en un comité de lectores que dio forma a este grupo de autores, quienes han tomado la escritura como una opción vital y representan propuestas literarias de quince países de la región latinoamericana", señala la FIL. Este proyecto ha contado con la asesoría de los escritores Gonzalo Celorio y Sergio Ramírez.La representación por países es la siguiente: con tres narradores, Colombia, Ecuador, Argentina, México y Chile; y con uno Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Venezuela, Guatemala, Perú, Honduras, Bolivia, Uruguay y Panamá.
La noticia en otros webs webs en español  en otros idiomas